Como los patronos pueden ayudar en el regreso a clases

Ante una nueva realidad

El regreso a clases comienza de forma virtual y muchos padres viven con la incertidumbre de como balancearán el trabajo y la responsabilidad que trae la educación de sus hijos desde el hogar. Esta incertidumbre les causa mucha ansiedad que podría convertirse en un problema mayor, ya que puede traer renuncias a nivel laboral empeorando la ya difícil situación de desempleo en la Isla.

Los patronos tienen una gran oportunidad de servir de apoyo a sus empleados en estos momentos tan críticos, cuando se ven obligados a quedarse en casa. Les comparto algunas ideas que pueden ayudar a hacer de este esfuerzo uno exitoso, pero sobre todo que logre evitar renuncias y promueva la retención de dichos empleados:

1. Actualice sus políticas operacionales. Vivimos en tiempos en los que los patronos deben reevaluar sus políticas operacionales constantemente. Ahora que los hijos de sus empleados regresan a clases en modalidad virtual es importante definir con claridad cómo funcionará el teletrabajo o la operación tomando en consideración esta realidad. Definirlo con claridad ayudará a que todos estén en la misma página, conozcan las expectativas, y sabrán con exactitud cómo se llevarán a cabo las funciones.

2. Ajuste el itinerario de trabajo. Esto puede variar por industria, pero tómese el tiempo de preguntarle a sus empleados con hijos cómo funcionará el horario escolar particular de cada uno. La mayoría vive con el estrés de optar dejar a sus hijos solos en casa porque no contar con servicio de cuido o quien asista a sus hijos con la educación virtual. Tome en consideración si estos pueden realizar sus labores en las noches, fines de semana o en horarios flexibles. Si realiza reuniones virtuales con estos empleados considere preparar la agenda de antemano y hacerlas más cortas. Acérquese a sus empleados con hijos e indague sobre sus necesidades, juntos en equipo pueden realizar los ajustes necesarios para cumplir con sus expectativas de trabajo y darles la tranquilidad que necesitan en este momento.

¿Necesitas activar tus redes sociales para mantener tu negocio a flote durante estos tiempos de retos? Aprovecha nuestras ofertas válidas hasta el 31 de agosto. Accede aquí.

3. Ofrezca herramientas de apoyo. Los patronos pueden ofrecer a sus empleados (y a sus hijos) subscripciones a aplicaciones educativas que puedan usar desde sus dispositivos móviles o computadoras. También pueden buscar alianzas con organizaciones educativas que les apoyen, por ejemplo, en tutorías virtuales. Pregunte a sus empleados cuáles son sus necesidades para el regreso a clases y realice un análisis de cómo usted puede aportar. Incluso, los podría apoyar con materiales escolares o tarjetas de regalo.

4. Bono o estipendio por servicios de Internet. Muchas familias tendrán que invertir en Internet y equipo adicional para cumplir con la demanda que requerirá el trabajar desde casa y la educación virtual, por lo que un bono o estipendio para ayudar con este gasto adicional sería de gran ayuda. Si tiene el presupuesto, ofrezca un estipendio de $25 o $50 adicionales al mes a estos empleados para el pago de servicios adicionales de conexión a Internet para el hogar. Esto no solo ayudará a que ese empleado cumpla con sus labores, pero también ayudará a que sus hijos puedan estudiar a distancia sin contratiempos.

Ayudar a su equipo de trabajo, en especial a aquellos que son padres y madres de familia, durante este semestre escolar no tiene que costar mucho, el apoyo moral es igual de importante. Los hijos de sus empleados son la razón por la cual ellos se levantan a trabajar todos los días. Los padres solo quieren lo mejor para sus hijos, eso les da tranquilidad y les ayuda a producir con un mayor rendimiento para sus patronos. Si sus hijos están bien, ellos también lo estarán.

Los empleados son el recurso más importante de las empresas. Cuando se sienten apoyados y apreciados, su lealtad hacia el patrono crece convirtiéndose en los mejores embajadores de su marca. Los patronos pueden ser parte de la solución a la ansiedad que hoy sufren con el regreso a clases a distancia. Es momento de ser empáticos y unirnos.