Ya huele a Navidad en el ambiente y en los comercios de Puerto Rico. Luego de culminar una larga veda electoral nos aprestamos a disfrutar de las Navidades más largas del mundo. ¿Ya tiene listo el “tuqui, tuqui”?

Para muchos comercios significa la época cuando por fin harán su “agosto”, pero para otros puede representar una baja en ventas. Esto puede deberse porque tal vez su negocio no tiene nada o poco que ver con lo que todo el mundo busca durante las fiestas. Si este es el caso de su negocio, a continuación, enumero algunas recomendaciones:

No detenga la promoción y el mercadeo: Uno de los errores más grandes que cometen con frecuencia algunas empresas es disminuir el presupuesto de mercadeo y promoción cuando las cosas no van muy bien. En realidad, si las cosas no van muy bien no es culpa del mercadeo, sino de otros factores operacionales que no van a la par con la imagen que está proyectando.

Integre su negocio a la celebración: Abra la puerta a la celebración y busque cómo su empresa puede insertarse en la rutina de festejo de sus clientes y seguidores. No importa el producto o servicio que usted ofrezca existen muchas maneras de usted integrarse y aprovechar la oportunidad para dar a conocer su negocio. Debe ser estratégico y estudiar a su mercado para lograrlo.

Desarrolle contenido de valor: La temporada de fiestas es una época que toca las emociones de todo el mundo. Existe una diversidad de razones por las cuales esta temporada es significativa para muchas personas. Si usted conoce el perfil de su clientela y seguidores, desarrolle contenido que apele a esas razones y al perfil. Analice qué su empresa puede ofrecer para orientar, informar, educar, solidarizarse, compartir, donar, etc.

Impacto social: La Navidad se destaca por ser una época solidaria. Aunque debe formar parte de los valores de toda empresa, el impacto social que su negocio pueda tener durante esta época es una excelente forma de mantenerse en la mente de sus clientes y seguidores. Cuando estos necesiten su producto o servicio existe una gran probabilidad de que prefieran su empresa antes que otras.

Muestre su humanidad: Durante esta temporada muestre la humanidad de su empresa. Destaque las virtudes de empleados y de cómo aportan al crecimiento de la empresa. Como dueño, cuente su historia y cómo levantó su negocio. Las personas disfrutan de buenas historias con las que puedan identificarse. Esto lo acercará más a sus clientes y potenciales clientes. Les hará saber que son tan humanos como ellos. Mostrar esta parte de su negocio rompe con la distancia entre usted y todos los que lo observan.

Tanto a su negocio, como a sus empleados y a sus clientes, les hace falta la Navidad. Han sido años difíciles y durante esta época usted puede convertirse en esa luz que alivie el malestar o la tristeza de mucha gente. Transforme su negocio durante esta temporada en esa noticia refrescante, de paz y solidaridad que la gente necesita. Haga a sus empleados parte de ese proceso, demuéstrele a ellos y a sus clientes cuánto su empresa valora su lealtad. Créame, cuando pasen las fiestas, todo el mundo pensará en su negocio primero antes que en la competencia. www.ivelissearroyo.com